UN LUGAR COMUN

By  Paula Monreal Las cuerdas del chelo retumban en mi corazón tan tensas que de cada golpe brota un hilo de sangre, agudo o grave, según lo profundo… UN LUGAR COMUN

UN LUGAR COMUN – Masticadores

By  Paula Monreal Las cuerdas del chelo retumban en mi corazón tan tensas que de cada golpe brota un hilo de sangre, agudo o grave, según lo profundo o lo inmediato de la herida. Apago el motor y subo la música para no sentir el ruido de las hojas acumuladas delante de la puerta. Mi… — Leer en masticadores.com/2021/05/12/un-lugar-comun/

PASOS

By  Paula C. Monreal Porque eres tan tú en tus cosas… Tan loca, y tan cuerda, que asustas. Quizá por eso los demás se rindieron antes que tú, por el … PASOS

EL VALLE DE MANÁS by Paula C. Monreal

El monte mira a la cuadra que se hunde en el valle de Manás y mira a la joven que distraída, va acariciando el cuero de las botas encorsetadas y … EL VALLE DE MANÁS by Paula C. Monreal

UNA BODA CIVIL

By Paula C. Monreal Lucía se despierta sobresaltada, el puto despertador ha sonado antes de lo previsto; son las seis en vez de las ocho. Sin ver, … UNA BODA CIVIL

CARTAS CHILANGAS (VII)

Juan Patricio Lombera V Miércoles 18 de diciembre de 2019 Estimado amigo: Es importante que un país conserve sus tradiciones al tiempo que sea capaz … CARTAS CHILANGAS (VII)

TODO A GANADOR by Paula C. Monreal

Sentado, replegado sobre la cama deshecha de varios días, mira hacia la puerta del baño donde guarda la ropa. Calcula cómo podrá llegar; tendrá que … TODO A GANADOR by Paula C. Monreal

Malvin Gallery inaugura una exposición dedicada a sus pintoras

Las pintoras de Malvil: Amalia G. Avia, Margaret Modlin, Mª José Redondo, Fátima Rueda, Clarina Vicens, María Yzquierdo, Carmen Landa y Queca … Malvin Gallery inaugura una exposición dedicada a sus pintoras

MURIENDO EN TU OLVIDO

PAULA C. MONREAL Abrazos que te doy, que me das.  Nuestras caras pegadas, ajenas al instante frío, a lo nuevo. Nunca, antes estuvimos así. Manos que … MURIENDO EN TU OLVIDO

ABRIGO DE NATA

By Paula C. Monreal Fuencisla, Fuencis como le gustaba llamarse, miraba a la pequeña Teresa y veía cómo el sol se colaba a través de su piel blanca, … ABRIGO DE NATA