DIAS DE POLVO

Manos enmudecidas y ahogadas
bajo la prohibición de tocar,
se esconden y arrugan en los bolsillos,
para no ser vistas.

Nadie quiere ser descubierto 
bajo el polvo invisible 
de miradas desconocidas, inquisidoras,
enemigas.

Cuerpos que retroceden y se apartan 
y desconfían
de ti, de mí, sin hacer ruido.

Son días de polvo. 




Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: