Un día cualquiera en una ciudad de mar

Comer con los dedos By Paula Castillo Monreal Huele a comino y a sexo. Y a pimienta y canela. También a excremento de dromedario y a tierra roja …

Un día cualquiera en una ciudad de mar

2 comentarios en “Un día cualquiera en una ciudad de mar

Deja un comentario